william

El festejo de Tomás Boy fue ofensivo para el mediocampista brasileño de América, William da Silva, quien, sin embargo, señaló que respeta y que lo que debe hacer es que el rival sea incapaz de hacerles daño.

“Cada uno festeja como le gusta, a mi sí se me hace ofensivo pero a lo mejor debemos respetar la decisión de cada uno, los jugadores se calientan yo veo que siempre hacen eso y debo respetar”, dijo.

Señaló que “siempre he visto jugadores festejando sano, no lo condeno si su equipo mete gol que hago yo, yo lo que veo es que siempre hace eso, lo puedo hacer es que no metan gol para que no festeje”.

Dijo desconocer si las expulsiones de Oribe Peralta y del colombiano Carlos Quintero, hayan sido claves para dejar ir una ventaja que habían conseguido al inicio del segundo tiempo, al tiempo que señaló que no puede asegurar si fueron justas las tarjetas rojas.

“Dentro de la cancha es complicado decir si la culpa es de los jugadores expulsados o de nosotros, ustedes pueden decir si es roja o amarilla, la verdad nos da impotencia al final debemos aceptar las decisiones, ustedes pueden decir si era para roja o no”, agregó.

Reconoció que el empate fue muy doloroso, ya que habían aguantado hasta el final, pese a que las condiciones las tenían en contra.

“Sí nos vamos dolidos porque hasta el minuto 90 estábamos con dos jugadores menos, los aguantamos y que te metan gol de último minuto sí duele por todo lo que se dio, pero lo que me deja contento es que cuando estuvimos once contra once fuimos superiores”, expresó.

Por Terra Deportes