diegoreyes

El portal Football Leaks dio a conocer la existencia de un acuerdo entre el representante del futbolista mexicano Diego Reyes y el Porto de Portugal, en el que el club pagaría hasta 1.2 millones de euros en comisiones.

Según el documento divulgado, el representante de Reyes, Matías Bunge, junto con el Grupo Comercializador Cónclave, se embolsarían 700 mil euros seis meses después de que el jugador firmara con el Porto, lo que ocurrió en julio de 2013.

En caso de que Reyes fuera traspasado en definitiva a otro club, el representante se llevaría 300 mil euros adicionales, pero si renovaba con el Porto, se añadirían otros 200 mil.

Para el actual torneo, el Porto cedió a préstamo a Diego Reyes, de 23 años, a la Real Sociedad de España.

La semana pasada, el portal de Aristegui Noticias publicó una investigación que indica que Grupo Comercializador Cónclave SA está vinculado al Cártel de Juárez de los hermanos Carrillo Fuentes.

La investigación, realizada por la plataforma Connectas y el International Center Journalists (ICFJ), reveló que durante el periodo en que Cónclave participó como intermediario –entre julio y diciembre de 2012–, el Porto integró en su nómina a Diego Reyes, procedente del club América, además de los colombianos Jackson Martínez (Jaguares de Chiapas) y Héctor Quiñones (Asociación Deportivo Cali).

“El reporte del club portugués no precisa en cuál de estos traspasos de jugadores participó el Grupo Comercializador Cónclave. Sin embargo, en esta investigación periodística se pudo precisar que en el pase de Diego Reyes al Porto la empresa intermediaria fue Northfields Sports, en una transacción de 9 millones 92 mil 320 euros”, indica la publicación.

En la investigación también se da cuenta de que el promotor mexicano Guillermo Lara –un amigo muy cercano al expresidente de la Femexfut, Justino Compeán– intervino en la negociación de Jackson Martínez.

También puntualiza que Lara “ha sido vinculado con operaciones del narcotráfico, en específico con personajes ligados al Cártel de Juárez”.

En otra parte se añade que Lara hizo un negocio multimillonario con el traspaso de Martínez, toda vez que el jugador fue fichado por Chiapas en 100 mil dólares y la venta del delantero con el Porto se fijó en 9.6 millones de dólares.

En el periodo que Grupo Comercializador Cónclave participó como intermediario de las transacciones futbolísticas tenía como representante a Rodolfo David Dávila Córdoba, quien fue sentenciado por participar como operador financiero de los Carrillo Fuentes.

Este operador ganó contratos por 400 millones de pesos de la Cruzada Nacional contra el Hambre, el programa social estrella del gobierno de Enrique Peña Nieto.

RedacciónProceso.com