El colombiano se nota sonriente. Porta su chamarra crema del club que comenzó a defender apenas el martes pasado, en partido de Copa MX ante Potros UAEM.

Acude ante los representantes de los medios de comunicación a presumir que cada minuto jugado como águila le ha servido para tomar su mejor forma de cara a lo que resta del Apertura 2017.

“Trabajo para estar a la altura de este gran club, es más grande de lo que pensé. El entrenador [Miguel Herrera] confía en mis capacidades. Quiero estar a tope para corresponder a quienes me trajeron al equipo”, anhela Uribe.

“Voy sumando minutos, es importante para ir tomando el ritmo que quiero, voy tomando confianza, metiéndome más al grupo, porque todos me han hecho sentir bienvenido. Es importante seguir por esta senda”, indica.

El martes, el volante vio actividad unos cuantos minutos, ya que no realizó la pretemporada, junto al resto de la plantilla emplumada, durante el receso.

Mateus aclara que la posición que mejor domina es la contención. En ese sector de la cancha puede hacer mancuerna con Guido Rodríguez.

El colombiano acepta que la competencia por un lugar en el 11 inicial será compleja, más ahora que existe la regla de poder alinear hasta nueve “no formados en México” y América tiene 13 foráneos.

Redacción El siglo de Torreón