En dos días, la cancha del Estadio Azteca sufrirá una completa transformación, con el Clásico entre América y Guadalajara, en la ida de los Cuartos de Final del Apertura 2016.

El campo, que fue utilizado para el Monday Night Football, lució dañado en varias zonas, luego de más de tres horas del juego entre Raiders y Texans, que dejaron algunos huecos y pasto levantado.

Incluso, para este partido de la NFL, fueron constantes los resbalones de los jugadores de ambos equipos que sufrieron con el poco agarre que tuvieron en el campo que fue especialmente acondicionado para recibir este cotejo.

Ante este compromiso, evidentemente se retiraron las porterías y se borraron las líneas del futbol para marcar las yardas y las zonas de anotación, mismas que serán retiradas de manera inmediata para regresar al campo a su estado más habitual.

En cuanto finalizó el Monday Night Football, se comenzaron algunas labores para retirar el equipo utilizado entre Raiders y Texans. Será a partir de este martes cuando comience la labor más importante para transformar la cancha y dejarla lista para recibir el Clásico Nacional.

Además de la labor en la cancha, igualmente queda el trabajo de limpieza en las gradas, corredores, rampas y alrededores del estadio para que en dos días, el Azteca vuelva a su faceta más habitual.

Por ESPN